Dedicarse tiempo a uno mismo es un acto de amor y ese amor podemos extenderlo a nuestra familia y al mundo que nos rodea. Así descubrimos un equilibrio y armonía interior que irradian hacia la gente que hay a nuestro alrededor..

... Gracias a todos los seres que me acompañan... y a todo el universo... para que este hermoso sueño se confabulara y se hiciera realidad en todo su esplendor y armonía!

Pintegachus